BUSCAR FRANQUICIA

Franquicias Rentables

La franquicia que todos conocemos, la que ha llegado a hacerse un término común y que ha evolucionado de forma más espectacular y la realmente accesible al emprendedor, es la que se define como “franquicia de formato de negocio”. Esta franquicia se basa, en primer lugar, en el éxito previo del franquiciador a la hora de explotar su concepto de negocio.

Integrarse en una red de franquicias supone por parte del emprendedor y futuro franquiciado, una excelente oportunidad de desarrollo en la creación de su propio negocio.

Una de las ventajas con las que cuenta el sistema de franquicia es la formación inicial que se proporciona al franquiciado desde la central, y que deber ser continuada en el tiempo para mantener una constante actualización del concepto de negocio. Es deseable que la formación inicial ofrezca tres etapas claramente diferenciadas:

El contrato regulará los derechos y obligaciones de franquiciador y franquiciado durante toda la vigencia de la relación. La revisión por parte de un profesional especializado en franquicia, con anterioridad a su firma, es la mejor fórmula para evitar desagradables sorpresas en el futuro.

Conozca claramente su capacidad financiera y las necesidades para la puesta en marcha del negocio elegido. Como mínimo debe disponer del 30% de la inversión en recursos propios. Es importante también contar con un fondo de maniobra que le permita desarrollar con normalidad su actividad durante los primeros meses, en los que los beneficios de la nueva empresa pueden demorarse.

Si bien hay sectores que han generado grandes expectativas y han registrado una evolución muy positiva, el dinamismo se debe principalmente a cada marca en particular. No es extraño encontrar sectores formados por múltiples empresas, en los que únicamente un pequeño número de ellas ofrecen serias posibilidades de éxito.

La selección de una franquicia no deberá llevarse a cabo basándonos únicamente en la información documental que nos facilite el franquiciador. Contraste la información obtenida con otros franquiciados de la red.

A la hora de elegir un negocio en franquicia es preciso realizar un análisis previo que nos proporcione la suficiente información sobre el mercado, el franquiciador, el modelo de negocio y el contrato.

No dude en solicitar al franquiciador una información a la que legalmente tiene derecho. Cualquier opción interesante en franquicia deberá haber contemplado su obligación de facilitar amplia información a los franquiciados potenciales. Cuestiónese muy seriamente su integración en aquellas cadenas que no muestren una transparencia clara en este sentido.

Con el fin de disponer de toda la información necesaria, solicite a la central franquiciadora los siguientes documentos antes de su incorporación: