En Colombia hay cada vez más personas interesadas en el modelo de negocio de las franquicias, bien para conquistar nuevos mercados y posicionar una marca o para empezar un nuevo negocio en el que ser el propio jefe.

Las franquicias se han instalado con fuerza en el mercado colombiano, en donde han alcanzado un gran éxito empresarial, no importa al sector al que pertenezcan. Una de la causas de este éxito es que se trata de un negocio con poco riesgo en el mercado, debido a que se trata de un modelo ya probado y las ventas están aseguradas. Este factor ha animado a muchos emprendedores e inversores a apostar por este modelo de negocio.

Como bien afirma el presidente de la Cámara Colombiana de Franquicias, Luis Felipe Jaramillo Lema, el 70% de las franquicias que se inician en el país tienen una supervivencia en el país de más de 5 años, mientras que por el contrario, el 80% de los negocios que se emprenden mueren en el primer año.

Pero, según afirma el gerente general de Azul Innovación, Alexander Hernández aunque la franquicia sea un negocio que resulte exitoso, no se deben de pasar por alto los riesgos y las barreras que pueden afectar a que este negocio se desarrolle de manera óptima, puesto que está siempre expuesto a factores externos e internos que se tienen que trabajar.

Según Hernández, que los emprendimientos no funcionen durante el primer año se debe a que no tienen las ventas suficientes, los proceso administrativos son escasos y lo socios tienen poca experiencia.

En cuanto a las franquicias, para estar seguros del negocio en el que uno se va a meter, es importante:

  • Pedir asesoramiento a expertos.
  • Tener en cuenta los factores externos e internos al negocio como el consumo o las tendencias del mercado.
  • E indagar qué nivel de afinidad tiene el comprador con un tipo de franquicia en concreto, para de esta manera entrar ya con los pies firmes en el negocio.