Las franquicias son un éxito asegurado en el mundo empresarial en todas las partes del mundo. Este éxito se debe a que es un modelo de negocio que está probado en el mercado, con un marca que ya funciona. En Colombia, según el presidente de la Cámara Colombiana de Franquicias, el 70% de las franquicias que existen funcionan con éxito.

Como bien afirma Luis Felipe Jaramillo Lema, presidente de la Cámara de Franquicias de Colombia, la franquicia es un modelo de negocio que funciona en el país muy bien, mientras que el 80 % de los emprendimientos que surgen mueren el primer año, esto se debe a que la franquicia es un modelo de negocio fiable, seguro y con un marca ya conocida en el mercado.

Pero, pese a que contemos con una marca de prestigio y un negocio ya probado, no hay que dejar atrás los riesgos que conlleva el no conocer bien el sistema de la franquicia, el cual es esencial conocer si se quiere ser un gran franquiciado. A continuación presentamos algunos de los principales errores que se cometen en el sector de las franquicias, con el fin de que se puedan remediar a tiempo:

  1. Hay que estar al pendiente del entorno social y económico. Es muy importante conocer como varían los aspectos económicos, legales y tributarios del país donde queremos instalar una franquicia o donde ya contamos con una, porque de ello dependerá el desarrollo y la rentabilidad de nuestra franquicia.
  2. Know how. No tener los mecanismo claros acerca del funcionamiento de  nuestro negocio o no saberlos transmitir bien, puede deteriorar el desarrollo de la franquicia.
  3. Las finanzas y la administración. Es necesario llevar los pagos al día, no malgastar el dinero que entra al negocio, no operar con unas ventas, ingresos y márgenes fuera de la realidad, es decir, ser organizado, llevar bien las cuentas, porque de lo contrario puede ser un factor de alto riesgo para sostener el negocio.
  4. No quedarse en la zona de confort. Aquel que piense que la franquicia es un modelo ya probado en el mercado y que no necesita hacer nada más, que ella sola funciona, está muy equivocado. El mercado requiere de movimiento, hay que adaptarse a los cambios, saber captar las señales y responder a ellas.
  5. Por último, seleccionar la franquicia adecuada. Este es un proceso más complejo, porque para elegir la franquicia correcta no solo hay que tener en cuenta que sea una marca conocida, que sea un negocio que funcione o que yo tenga algo de experiencia sobre la materia, sino que se trata de un proceso de selección más complicado. Sin embargo este factor es el que menos se tiene en cuenta a la hora de determinar si un negocio funciona o no.